Archive for April, 2012

Blanco contemporáneo

Published by admin on April 25th, 2012 - in Proyectos, Uncategorized


Esta nota fue publicada en la edición 128 de D&D

PRODUCCION: VIRGINIA BRAUN
FOTOS: ARQ. DANIELA MAC ADDEN
TEXTO: DÉBORA CAMPOS

Aunque la caja del piso, con sus reminiscencias art déco, ofrecía todo su potencial, el estudio Villanueva Veis Arquitectos elaboró un proyecto de intervención sobre la planta que, sin alterar su espíritu, transformó el diseño y lo adecuó a las necesidades de la familia.

Como un soplo de juventud y frescura llegaron a este piso de Barrio Norte los nuevos propietarios y con ellos, los arquitectos Catalina Villanueva y Eduardo Veis. De su mano, lo que era oscuro se transformó en claro y lo que estaba deslucido comenzó a vibrar; los rincones olvidados adquirieron protagonismo.
“Si bien el departamento mantenía todos los elementos originales de estilo del edificio, lo cierto es que no contó con el mantenimiento necesario”, explican los responsables del estudio Villanueva Veis. Como resultado de esa carencia, los espacios no conseguían volverse luminosos, las grandes boiseries no se lucían y la planta restaba metros en recovecos y circulaciones complejas.
(more…)

Una paleta contemporánea

Published by admin on April 18th, 2012 - in Proyectos, Uncategorized

Nota publicada en la edición 128 de D&D

La decoradora Renata Bonfanti imprimió su estilo a un loft en San Isidro.

Como un papel en blanco. Así se presentó este loft a la decoradora Renata Bonfanti. Se trata de un complejo de amplios departamentos en la zona norte del Gran Buenos Aires. El edificio de dos plantas tiene un discreto jardín cuya verdadera protagonista es la pileta, de 45 metros de largo, hacia la que balconea gran parte de las ventanas.
Además, las características del emprendimiento inmobiliario determinaron que los últimos detalles de cada vivienda quedasen a criterio de los propietarios o de los profesionales a cargo de las obras. El estudio que comanda Bonfanti pudo así transformar todo cuanto era necesario.
La dueña de casa tenía claro lo que quería. Bonfanti explica que llevaba tiempo buscando mudarse para transformar su relación con el espacio. El cambio era grande: pasaría de vivir en una casa a un departamento.
“La búsqueda fue larga, pero cuando vio este lugar no tuvo dudas: era el indicado”, explica la decoradora. Las dimensiones del complejo, sus bajas alturas (apenas dos plantas) y la forma en que se compone en torno del jardín generan una mirada verde y abierta.
“Cuando llegamos, la planta estaba despejada. Ahí mismo imaginé cada sector, cada situación”, recuerda. La primera intervención se hizo sobre la planta: “La propuesta original de la empresa constructora ofrecía un sector que integraba las situaciones sociales y que mantenía la cocina aislada detrás de una pared. Nosotros preferimos abrir también ese espacio y adecuarlo a la vida social de quien iba a vivir allí”.
De este modo, el living, el comedor y la cocina conforman una unidad en la que se puede compartir una comida y también el momento en que se la prepara, como un rito agradable en el que todos participan.
“Transformamos uno de los tres baños del piso en un cómodo lavadero”, señala. Si bien es cierto que el complejo ofrece una interesante cantidad de amenities, entre los que se cuenta un laundry, la propietaria prefería resolver estas cuestiones domésticas en su propia casa.
Finalmente, el proyecto del estudio avanzó sobre el vestidor para componer, a partir de la propuesta original, un par de grandes placards mucho más funcionales.
Con esta caja resuelta, la ambientación fue dando forma a un recorrido singular. “Trabajamos con una paleta de negro, dorado y verde que se extiende por toda la casa y, así, unifica la identidad general.” Y a este concepto se fueron integrando algunas piezas antiguas y otras de diseño contemporáneo realizadas por el estudio.
El living, por ejemplo, se compuso en torno de un mueble de madera laqueada en negro que, gracias al diseño inteligente de estantes y puertas corredizas, permite contar con los equipos necesarios para disfrutar de la música o el cine. También conviven allí recuerdos familiares que cuentan muchas décadas de existencia, acercando la vanguardia a objetos con historia.
Por su parte, para el comedor el estudio tomó como eje una mesa con ciertos trazos italianos y le agregó sillas de identidad más contemporánea, con un mueble colonial brasileño y otra mesa con una tapa original: un patchwork de pequeñas piezas de mármol provenientes de todo el mundo.
Aunque en ellos reine la intimidad, los dormitorios no se apartan en nada del estilo que despliegan los sectores sociales de la casa. En la suite principal, nuevamente una estructura de madera laqueada en negro contiene la cama y convive con mesas laterales que acercan, por un lado, a los años 50 y, por el otro, a los diseños más actuales. Tanto en éste como en el que fue reservado para los huéspedes, igual que en toda la casa, el arte tiene un rol protagónico: obras de Gianguido Bonfanti, Siron Franco y Beatriz Pagés aportan su maestría y singularidad.

Cambios internos

Published by admin on April 17th, 2012 - in Proyectos, Uncategorized

Nota publicada en la edición N° 128 de D&D.

UNA INTENSA REFORMA DEL ESTUDIO CORNA-PERNISEK ADAPTÓ UN DEPARTAMENTO A NUEVAS REALIDADES.

Texto: Sol Dellepiane
Fotos: Arq. Daniela Mac Adden
Producción: Virginia Braun

“Nuestros clientes tenían dos opciones: o se mudaban a otra casa, o nos dejaban ésta seis meses para que la hiciéramos de vuelta. Ese fue el camino que decidieron tomar”, indican Federico Pernisek y Martín Corna, de la firma de arquitectura que lleva sus nombres.

Las propiedades del departamento en cuestión –a saber: ubicación privilegiada en una de las calles más especiales de Retiro, noble edificio de fines de los años 60, planta con doble circulación que aportaba la base para emprender los cambios necesarios– ameritaron encarar la gran obra que convertiría el piso de 260 metros cuadrados en el que había crecido la familia, en la morada ideal de este matrimonio para su realidad actual: vida social profusa, hijos independientes, visitas asiduas de los nietos. No podía desaprovecharse la oportunidad para hacer intensas reformas estructurales, de esas que no se ven pero que elevan sustancialmente la calidad constructiva de una vivienda.

Así, se emprendió una actualización completa de la casa, equipándola técnica, funcional y estéticamente al máximo nivel. “Fue todo un desafío en el sentido de que era un cliente estricto, exigente, que no dejaba pasar ningún detalle”, describe Federico Pernisek. Y completa: “Si uno ve la obra terminada hay una gran continuidad de líneas, desde los cielorrasos hasta los elementos de decoración –cómo están colgados los cuadros y las cortinas, por ejemplo–. Un proceso de lineamiento muy fuerte que se dio como premisa; porque el primer día la dueña de casa nos dijo: Quiero que en esta casa haya continuidad de un espacio a otro. Y creo que se logró”.

Los socios están habituados a cumplir con los requerimientos de quienes los contratan y también a cuidar el detalle, pero no tanto en obras de esta naturaleza sino más bien en proyectos de casas y desarrollos de mayor escala aun. Sin embargo, aseguran: “Nos interesa mucho el desafío de hacer una reforma como ésta, donde se reordena totalmente una planta”. “De hecho este trabajo nos generó otro muy importante también, un departamento enorme que estamos rehaciendo por completo”, cuenta Corna con entusiasmo.

“Creemos que un buen trabajo de arquitectura le allana mucho el camino a la decoración”, acuerdan. Camino allanado, entonces, para la propietaria, aficionada al interiorismo y además muy bien asesorada por amigas como María Giménez, a quien ella misma le adjudica un gran mérito en los toques finales de su casa. Volviendo al rol del arquitecto en el planteo general del espacio, “nosotros dibujamos el equipamiento y nuestra clienta, a la que le divierte recorrer casas de decoración, de géneros y que además tiene un gusto exquisito, eligió cosas que respondieran a ese diseño”, comentan los responsables.

La amistad de Corna y Pernisek data de la época de la facultad, pero la sociedad no llegaría hasta el 2003, después de que los dos conocieran la práctica de la profesión desde otros estudios y obtuvieran especialidades complementarias. Los reúne una gran afinidad que se traduce en obras muy logradas y buscadamente diferentes entre sí. “El estudio se adapta a la necesidad de cada cliente. Nos gusta interpretarlo y realmente hacerle lo que le gusta”, explican.

En la reforma de este departamento, el objetivo se cumplió con creces. Medio año después de haber empezado las tareas, entregaron el departamento completamente terminado y los comitentes volvieron a mudarse a su propia casa. La sintonía entre ambos, ya percibida en las primeras reuniones de trabajo, se confirmó en el más amigable de los finales de obra. Pura sintonía, pura colaboración entre profesionales serios y clientes ávidos de que su casa quedara impecable. Tanto, como para hacer una fiesta al día siguiente de la mudanza… .
Después de todo, habitar un espacio de siempre que lo refleja a uno como nunca, es inequívoco motivo para celebrar.

© Revista D&D